En la educación tradicionalista el hecho que el profesor sea el único responsable de impartir conocimiento es normal. Sin embargo, existe otra alternativa que rompe esquemas, hablamos del aprendizaje cooperativo. En este artículo, te enseñamos los beneficios del aprendizaje cooperativo en educación superior.

¿En qué consiste el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje cooperativo implica organizar a los estudiantes en grupos de trabajo, donde los miembros de cada grupo trabajan juntos de manera coordinada para resolver tareas académicas y profundizar el aprendizaje propio y de otros miembros del grupo.

Por lo tanto, esta es una estrategia que promueve la colaboración y participación de los estudiantes, con el objetivo de permitir que los estudiantes se ayuden entre sí para lograr sus metas.

Ventajas del aprendizaje cooperativo

El aprendizaje cooperativo proporciona múltiples beneficios en la educación superior. Entre sus beneficios anima a los estudiantes a aprender activamente. Una de las principales críticas es que el alumno adopta una postura pasiva, por lo que su atención en el aula comienza a decaer a partir de los primeros minutos de actividad.

La tecnología de aprendizaje cooperativo permite a los estudiantes participar activamente en su propio proceso de aprendizaje. Es el alumno, no el docente, quien busca las respuestas a las preguntas planteadas.

Además mejora el nivel de aprendizaje mediante el debate que se suscita entre los integrantes del grupo. Las estadísticas indican que los estudiantes pueden conseguir con más éxito  que sus compañeros comprendan ciertos planteamientos.

También es posible que mientras los estudiantes expliquen los temas a sus compañeros los comprendan más profundamente. Asimismo, reduce la tasa de deserción de los estudiantes. Por lo general, los miembros de un grupo se sienten leales a sus compañeros, por lo que rara vez abandonan la universidad.

El nivel de compromiso puede ser tan alto que se sienten como uno solo ante las dificultades. Este tipo de aprendizaje fomenta la formación autónoma. Del mismo modo, el aprendizaje cooperativo hace posible que los estudiantes trabajen de forma independiente y se hagan cargo de su propio proceso de aprendizaje.

A su vez les brinda la posibilidad de aprender por cuenta propia durante su vida, por lo que esto es de gran trascendencia en el mundo laboral. Lo enfrentarán en el futuro.

Es propicio para el desarrollo de la comunicación oral. El trabajo cooperativo puede proporcionar un entorno más adecuado para promover la expresión oral, de modo que los estudiantes deben tener un contacto directo y continuo con otros miembros del grupo.

Elementos del aprendizaje cooperativo en la educación superior

El aprendizaje cooperativo está compuesto por una serie de elementos propios que lo distingue del resto de los tipos de enseñanza. A continuación, hacemos mención de los más importantes.

Interrelación positiva

El éxito del trabajo en equipo dependerá del aprendizaje de cada miembro. Es decir, si un estudiante de forma individual aprende, los otros estudiantes también aprenderán. Cada uno depende de los aportes de los demás.

Por lo tanto, las actividades  grupales deben diseñarse y comunicarse a los estudiantes para que estén convencidos de que deben trabajar juntos para un resultado final óptimo.

Sin embargo, en realidad la organización más habitual que se halla en las aulas es el sistema competitivo, que se caracteriza por una correlación negativa entre el éxito de los integrantes y el éxito personal.

Para muchos autores, la interdependencia activa es un factor clave en un entorno colaborativo.

Interacción simultánea

Para cada integrante del equipo se requiere que el resto de los miembros completen con éxito sus asignaciones individuales. De manera que tendrán que compartir material con ellos y brindarles la mayor cantidad de ayuda posible y al mismo tiempo, ser felices y beneficiarse del trabajo que otros han realizado.

Ciertas actividades que son muy importantes para el proceso de enseñanza sólo pueden llevarse a cabo cuando los estudiantes impulsan su propio aprendizaje a través del nexo entre compañeros.

Los estudiantes fomentan su enseñanza a través de las explicaciones de términos y la resolución de ejercicios, discusión de definiciones relacionadas con lo que está sucediendo, asegurarse de que otros los miembros comprenden lo que está explicando.

Obligación personal

Existe cuando el trabajo realizado por cada alumno individualmente vuelve al grupo y a cada integrante, y el equipo y sus integrantes evalúan positivamente las tareas que han cumplido, porque ayuda a que cada integrante aprenda como colectivo.

Crecimiento de las capacidades sociales

Los estudiantes asumen un doble compromiso, en un punto deben formular tareas contenidos, procedimientos de aprendizaje así como conceptos y objetivos del programa. Por otro lado, en el trabajo en equipo adquieren  una actitud ante una meta que deja ver que sabe colaborar en equipo.

El liderazgo, la toma de decisiones, la capacidad de presentación verbal y la capacidad de resolución de conflictos son los elementos claves para el éxito de un equipo de trabajo y el éxito individual de cada uno de sus integrantes.

A través de la cooperación, no solo se puede aprender a resolver problemas, sino también aprender a conectarse y desarrollar habilidades sociales.

Análisis acerca de las actividades en equipo

Esto sucede cuando los miembros del grupo discuten cómo lograr sus objetivos y cuán efectiva es su relación de trabajo. Cuando se realiza un análisis detallado de cómo los miembros del equipo trabajan juntos y se determina cómo mejorar la eficiencia del equipo.

La mejora continua del proceso de aprendizaje volverá a los resultados mejorados. El aprendizaje cooperativo también representa un cambio importante en los roles del profesor en el aula.

Los docentes no deben limitarse a la “interpretación” y la “evaluación al final del proceso”, sino que deben realizar nuevas actividades, como planificar el trabajo a realizar por el equipo, asignando trabajo individual a diferentes integrantes en el aula antes del trabajo en conjunto. En relación a este apartado te recomendamos leer el artículo: La importancia de la educación socio-emocional del profesorado.

Es parte de su función observar el funcionamiento de cada unidad y ayudar a solucionar los problemas que puedan presentarse en el grupo. En este sistema, los estudiantes son los verdaderos protagonistas, responsables de su propio proceso de aprendizaje, y cuidando su autorregulación y autogestión.

*Si estás buscando un tema para realizar tu TFG o TFM te recomendamos leer el artículo: Guía para elegir el tema de un TFG o TFM

Y ya sabes, si necesitas ayuda con tu trabajo Contáctanos ;)  633 03 74 15 / 622 24 86 91.