Con los exámenes finales, exposición de trabajos y proyectos, entrega de prácticas, etc. A muchos estudiantes les ocurre que prefieren entregar el TFG en septiembre.  También puede ocurrir que lo hayas presentado y no hayas aprobado, teniendo que repetirlo, pero no te preocupes que esto no es tan malo.

Hoy en Hacer TFG te ayudamos con una serie de consejos que te vendrán genial para aprovecharlos en tu preparación del TFG durante los meses de verano. ¡Vamos allá!

  • Hazte con una guía de como elaborar un TFG

Al principio de elaborar tu TFG reúnete con tu tutor y hazte un esquema de todo lo que debe incluir el trabajo. Se trata de reunir la información más importante como las líneas de investigación disponibles, la estructura, el formato que debes aplicar y las fechas de presentación.

  • Entérate bien de lo que tienes que hacer

Debes de tener en cuenta que cada TFG es un mundo, y que no todos tienen por que ser iguales. Puede ser que tengas que elaborar una propuesta de investigación, una revisión bibliográfica, diseñar una intervención, etc. Dependerá de la carrera que estés estudiando.

  • No lo dejes para el último momento

Teniendo en cuenta que acaba de comenzar el verano y llega el buen tiempo y las terrazas, sabemos que lo último que quieres hacer es sumergirte en tu TFG. Sin embargo, lo mejor es ir realizándolo paulatinamente, para no agobiarte cuando se acerque la fecha de entrega y poder ir perfeccionándolo.

  • Planifícate

Al ser un proyecto extenso necesita una planificación. No cometas el error de sentarte y empezar a escribir lo que se te vaya ocurriendo. Cuanto más tiempo dediques a organizarte y planificar la estructura de tu TFG más rápido será luego escribirlo.

  • Habla con gente de tu clase que ya lo haya aprobado

Esto te resultará muy útil, pues te darán consejos y opiniones de cómo ha sido su proceso y los requerimientos por parte del centro o universidad.