El resumen del TFG no es menos importante que el resto de las secciones. De hecho, es una parte esencial. Aquí te contamos sobre su importancia y los pasos que debes seguir para captar la atención del lector.

Para la redacción del resumen del TFG es necesario que sepas que debe contener.  Es una sección que no puede faltar pues esto sería un grave error, es de carácter obligatorio en los TFG no importa la carrera o título que ostentan. A continuación, te contamos los secretos para redactar un resumen perfecto para tu proyecto y atraer a los lectores.

¿Qué es un resumen?

El resumen es el espacio o parte que nos permite visualizar la vista previa del contenido del TFG. En otras palabras, permite a los lectores comprender todo lo que contiene el TFG. Esta sección contiene todos los componentes básicos del trabajo en un formato completo.

Por lo tanto, esta es una parte importante del programa de fin de carrera. Esto debe verse como una posibilidad para establecer una probabilidad concreta. De modo que debes emplear el mayor tiempo posible para elaborar un buen resumen del Trabajo Final de Grado.

Por lo general, el programa final de grado que ha obtenido la calificación sobresaliente se publica en internet. Así pues, el contenido sirve como base y antecedente para futuras investigaciones.

Dicho de otra manera tanto el título como el resumen del trabajo es lo que insta al lector a leer y analizar el archivo escrito. Es por ello que conviene valorar esta parte del trabajo de grado.

¿Qué contenido debe exhibirse en el resumen de tu Trabajo Final de Grado?

Los principales aspectos que deben estar en este apartado son principalmente los objetivos, métodos, productos, resultados y conclusiones más notables de tu trabajo relacionado con la extensión o campo al que corresponde.

En cuanto a la terminología empleada, cabe señalar que se debe utilizar los términos relacionados con el tema. Por ejemplo, si el trabajo está relacionado con la asignatura de medicina, se deben utilizar términos médicos de corte científico.

Ten muy claro que debes explicar el tema de forma concisa y completa. No deben aparecer explicaciones críticas, puesto que serán insertadas en otras secciones. El objetivo y el elemento que determina si su resumen es útil es si puede ayudar a los lectores a posicionarse sobre el tema a discutir.

Recomendaciones y aspectos útiles que deben ser incluidos en el resumen de tu TFG

Ahora bien, con la finalidad de ayudarte con la redacción de un buen resumen para tu TFG, te exponemos algunas recomendaciones. Las mismas te van a permitir fijar el contenido y constatar que está bien redactado.

Para comenzar, el contenido no puede ser demasiado extenso. Lo recomendable es hacer un texto de entre ciento cincuenta y doscientas palabras, no más que eso. Este apartado es necesario que destaque por lo que hay en su contenido el cual debe ser congruente y conciso.

Es indispensable ser precisos en el momento de plasmar los términos más relevantes de la investigación. Con esto queremos decir que solo debes incluir aquellos que se mencionan con mucha frecuencia.

Además de utilizar un lenguaje en el texto claro y rico en contenido. Asimismo el texto debe ser único y el contenido no puede llevar al lector a realizar una interpretación diferente.

¿Cuáles son los consejos que debes seguir?

En el primer párrafo es elemental que este la idea principal de  tu TFG. No obstante, el encabezado no puede estar repetido por ninguna razón. En segundo lugar, la escritura debe ser en tercera persona, voz activa y tiempo presente. Además se debe verificar la puntuación, porque una buena revisión ortográfica es básico.

Hemos dispuesto de este y otros consejos importantes para guiarte en el proceso de redacción del resumen de tu trabajo. Es pertinente que los sigas al pie de la letra para evitar que te lo rechacen por errores que podrías evitar.

Por ende usa terminología de naturaleza técnica y procura no usar abreviaturas. El resumen completo debe estar inserto en un parágrafo mediante el empleo de frases claras y breves siguiendo el orden:Sujeto, verbo y predicado.

La evaluación subjetiva no debe utilizarse como motivo del proyecto. Siempre se deben evitar las expresiones carentes de sentido porque pueden causar problemas de comprensión. Tampoco hagas uso de palabras confusas.

Es importante no hacer mención de las imágenes y esquemas que pueden aparecer en el proyecto puesto que dicha información es únicamente para ejemplarizar o ilustrar una sección específica.

Ya para finalizar con los consejos es recomendable que redactes el resumen una vez que hayas completado tu TFG en su totalidad. De esta forma, conseguirás elegir con facilidad la información que aparecerá en este.

Tipos de resúmenes de TFG

Existen dos tipos o formas de hacer un resumen para el TFG, esto es importante que lo sepas antes de redactar. Los dos tipos cuentan con elementos de carácter descriptivos e informativos. A continuación, te mostramos las características que poseen cada uno.

Resúmenes descriptivos

Cuando corresponde hacer un resumen de tipo descriptivo se hace una breve descripción de lo que está plasmado en el TFG. Sin embargo, no señala ni anuncia dictámenes sobre el proyecto.

Asimismo, introduce palabras claves contenidas en la investigación en lo cual puede introducirse la metodología y la significación de la misma. Son considerados como un bosquejo del trabajo debido a que por lo general, son muy cortos.

Resúmenes informativos

Este tipo de resúmenes prevalecen en la mayoría de los proyectos. Estos sirven como auxiliares del trabajo en sí. En otras palabras, el autor da una breve introducción y explicación de todos los argumentos principales y resultados de la investigación, en lugar de una introducción detallada.

Este tipo de resumen hace la presentación de la información que se puede hallar en uno de carácter descriptivo. Por ejemplo, el o los propósitos, metodología empleada y los alcances. Además muestra el producto final y las conclusiones.