Que sea un trabajo basado en una investigación que le proporcione carácter veraz, científico, original, innovador o creativo, son algunos de las características que debe poseer un trabajo de final de carrera. En el que también debe prevalecer, el pensamiento crítico y evaluativo, una metodología, y su respectiva contextualización.

Todo trabajo de fin de carrera, bien sea un Trabajo de Fin de Grado o un Trabajo de Fin de Máster, requiere la formulación de un protocolo de investigación. De manera que, se logren las metas académicas de manera efectiva. Una buena investigación debe apoyarse en atributos del método científico para evitar y/o controlar tendencias personales que puedan desacreditar los resultados.

Desarrollar la investigación de un trabajo de fin de carrera puede resultar una dificultad para la gran mayoría de los estudiantes. Es la etapa en la que el estudiante requiere mayor apoyo, de manera que, todo material dirigido a facilitar el proceso de realización del trabajo de fin de carrera es esencial como aporte significativo. En este sentido, presentamos varios consejos para que el estudiante se nutra de conocimiento útil para elaborar su trabajo final.

Tips para desarrollar la investigación de un trabajo de fin de carrera

Con la investigación se logra, no solo proporcionar una resolución a un problema social o individual, también se intenta que el producto de dicha investigación, sea aplicable en casos específicos o similares. La elección de un tema y la exposición de un problema, son los ejes centrales del trabajo de fin de carrera, con sus respectivos resultados.

Qué tomar en cuenta para elegir el tema de investigación

La elección del tema de investigación es la principal dificultad del estudiante, sin embargo, es necesario para poder desarrollar la investigación del trabajo de fin de carrera. Para lograr este primer paso se debe llevar a cabo una investigación documental, a través de materiales académicos que tengan relación con la carrera y con los intereses propios de estudiante.

Lo esencial es plantearse un tema que no signifique un reto de mayor al que supone el nivel académico que cursa el estudiante. Tiene que ser un tema que se domine y del que se pueda encontrar suficiente bibliografía actualizada. Sin embargo, hay que tomar en cuenta los criterios para seleccionar el tema de investigación: pertinencia, ausencia de duplicación y viabilidad.

Elaborar un cronograma de trabajo

Lo recomendable, luego de elegir el tema de investigación, es organizar el tiempo para cumplir con los plazos propios de la elaboración de un trabajo de fin de carrera. Lo usual es que el estudiante organice el tiempo de desarrollo del trabajo académico en varias fases.

Primera fase

Realizar una propuesta de investigación, esta primera fase luego de elegir el tema, comprende responder a la pregunta sobre por qué se quiere investigar ese tema. Además, se establecen los objetivos y la metodología a utilizar para desarrollar la investigación.

En esta primera fase es necesario comprender lo que es la metodología. Esta comprende el conjunto de técnicas y métodos de carácter científico que se utilizan con el propósito de llevar a cabo un proceso de investigación efectivo, completo, destinado a alcanzar un resultado de valor.

Segunda fase

Seleccionar la bibliografía y los materiales de apoyo que aportarán la información pertinente al tema elegido y al desarrollo de la investigación. Es importante acoplarse al lenguaje de la investigación y enfocarse en los resultados que se requieren obtener, para así descartar toda lectura que no encaje con el tema y la investigación que se quiere llevar a cabo.

Esta es la fase de la revisión y organización bibliográfica, en la que es importante enfatizar el uso de fuentes primarias, especialmente, publicaciones especializadas. Es importante asistir a bibliotecas o buscar información directa en libros, porque la mayoría del material que se consigue en google, generalmente, son fuentes secundarias o material de poco análisis.

Tercera fase

Esta es la fase en la que se empieza a desarrollar la indagación. En esta fase, se toma como guía el tipo de investigación que se estableció en la metodología. Hay tres tipos principales: la investigación documental, de campo y la que se realiza en un laboratorio.

¿Qué hacer en la metodología?

La metodología es un elemento fundamental para el desarrollo de la investigación y la estructuración del trabajo de fin de carrera. En este punto, la clave está en conocer los tipos de métodos que se pueden implementar. Es fundamental conocer, que cuando se empieza desde un conjunto de datos generales para obtener una conclusión particular o específica, se está aplicando el método deductivo. El método inductivo es todo lo contrario.

El método de análisis es el que requiere mayor concentración y tiempo. El análisis consiste en dividir un todo en varios elementos, los cuales pasan a ser objetos de estudio por separado. Asimismo, el método de síntesis que toma los objetos o puntos dispersos, y los estudias con el fin de obtener conclusiones con una postura definida y general.

También, hay que atender el nivel de investigación, que puede ser exploratoria, descriptiva o explicativa. Son tres aspectos importantes que encausan el desarrollo del estudio en un trabajo de fin de carrera: el método, el tipo de investigación y el nivel.  Manejar esta conceptualización es lo más importante y trascendental y la clave para lograr desarrollar una investigación de valor.

Construir tus propias ideas

Las citas son importantes, pero hay que saber plasmarlas en el trabajo de final de carrera. El desarrollo de una investigación no se basa en conseguir citas y plasmarlas o hacer un recopilatorio de lo que dicen los autores en relación al tema de investigación. Es un proceso de estudio, de análisis de distintas posturas y perspectivas acerca del tema de investigación elegido, en el que prevalece la interpretación y las conclusiones propias.

Conclusiones sobre cómo hacer la investigación para tu trabajo de fin de carrera

Para elaborar la investigación de un trabajo de fin de carrera, lo primordial es la elección de una tesis acorde a los intereses del estudiante. Este tema debe ser viable y tener suficiente material actualizado donde indagar. La clave está en la elaboración de un cronograma de trabajo, para organizar y definir los pasos a seguir y en el establecimiento de una metodología que mayor ventaja provea al estudiante a la hora de desarrollar la investigación en general.