Cuando nos aventuramos en la realización del trabajo de fin de grado, puede resultar muy temido cuando sabes que tienes que abordarlo todo, desde la investigación hasta el resultado final por ti mismo. Sin embargo, que te parece si este trabajo lo realizaras  junto a compañeros de clase?

Normalmente, el TFG suele ser un trabajo individual, pero también existe la modalidad del TFG grupal, en el que dos o tres estudiantes, tutorizados por el mismo docente, realizan su trabajo sobre una misma temática.

Cada vez son más las universidades que están a favor de la cooperación y de los trabajos en grupo. Está claro que dos cabezas piensan más que una, por lo que los resultados de este tipo de proyectos suelen ser excelentes.

En el TFG grupal la clave del éxito está en un trabajo en equipo coordinado y en el que todos los compañeros tengan clara la finalidad del trabajo.

¿Cómo hacer un tfg grupal?

En cualquier trabajo de fin de grado es necesario una planificación y os recomendamos que tengáis en cuenta este tipo de consejos para todo el grupo:

  1. Elegir una modalidad de trabajo con el tutor que os resulte cómoda a todos.
  2. Todos debéis tener claras las directrices generales del TFG. Deben ir en armonía los objetivos, la metodología, las citas, etc.
  3. Reparto de tareas y fijación de objetivos. Debe de haber una correcta repartición de las tareas entre los miembros y determinar unos objetivos a cumplir en el proyecto.
  4. Recursos en común: podéis buscar en los mismos materiales y documentación que sepáis que os puede servir para varios de vosotros.
  5. Reuniones frecuentes: reuniros de vez en cuando para comentar como lleva cada uno su parte de trabajo y ver que todo sigue un camino común. Aquí compartiréis novedades, ideas y avances del proyecto con las que os podéis ayudar los unos a los otros.
  6. Presentación y defensa: a la hora de exponer el proyecto en el que habéis trabajado durante meses, os recomendamos que elijáis a un portavoz del grupo para que exponga el trabajo y que sepáis que va a hacerlo de la mejor forma posible.

Adelante y no lo pienses más, proponle a tu universidad realizar tu trabajo de fin de grado acompañado de tus compañeros de clase para hacerlo lo más competitivo posible y obtener una matricula de honor.