Estudiar a distancia se ha convertido en el método preferido para muchos. Sin embargo, sabemos que requiere un gran esfuerzo personal No es lo mismo tener la obligación de asistir a la universidad o a un centro, que estando en tu casa calentito en el sofá y tener que ponerte a dar clase. Es por eso que nosotros queremos ayudarte en este proceso para que no te resulte tan duro.

  1. Saber a lo que te vas a tener que enfrentar antes de empezar: Mucha gente sigue pensando que el método de estudio online es simplemente estudiarte el manual y presentarse el examen. Sin embargo, esto en muchos casos no es cierto. Muchos masters requieren la realización de clases por videoconferencia, tienen en cuenta la asistencia, las practicas que entregas etc. Es decir, que realizan un seguimiento del alumno. Por eso, recomendamos que te informes bien del sistema que va a tener tu master y que tengas claro el tipo de formación que tú estás buscando.
  2. Aprovecha la tecnología al máximo: en la formación online la tecnología se convierte en un recurso esencial. Por eso te recomendamos que si todavía no tienes un buen ordenador o portátil, es hora de comprarte uno.
  3. Combate la soledad, en la formación oline también existen compañeros: parece que estando en casa frente una pantalla te encuentres solo, sin embargo, los grupos de clase suelen estar formados por bastantes personas, e incluso puede darse la casualidad de que algunos de vosotros seáis de la misma ciudad. Asique te recomendamos que te pongas en contacto con tus compañeros, pediros el número y preguntaros todo tipo de dudas que os pueden surgir de las materias.
  4. Organiza tus horas de estudio: no vale vaguear todo el día en casa. Hazte un calendario y planifica las horas que vas a estudiar. Además, aprovecha tus horas de estudio par ir a la biblioteca, verás otra gente y desconectar de casa te puede venir muy bien.