Muchas universidades de España han tomado la decisión de adoptar una vuelta a las clases  e incorporar un curso semipresencial, en la que se combinen las clases online con las presenciales.

Esta alternativa de llevar a cabo un curso semipresencial, se ha adoptado con gran aceptación por la mayoría de centros con el fin de evitar el contacto entre alumnos y profesores, así como, para cuidar al máximo su salud.

En las aulas se adoptará medidas de seguridad y protocolos sanitarios, así como, también se han aumentando la tecnología y formación del profesorado en competencias digitales.

El paradigma de la educación se digitaliza y adopta dos posibles escenarios en el curso 2020-2021.

Para el primero se aborda una educación que combine lo presencial con lo remoto, puesto que la distancia mínima de seguridad obliga a la reducción de alumnos en clases.

Y para el segundo, el desarrollo de plataformas digitales y su correcto funcionamiento por parte del profesorado se convierte en una competencia requerida en este nuevo año.

Este posicionamiento no es exclusivo de los centros educativos. Desde el Ministerio de Universidades, a través del documento Recomendaciones a la comunidad universitaria para adaptar el curso 2020-2021 a una presencialidad adaptada, también se hace hincapié en la “deseable preponderancia” de la educación presencial como la forma más adecuada de formación superior a pesar de que se potencien las herramientas en remoto.

En Hacer TFG esperamos que el comienzo de este nuevo curso sea lo más fácil y sencillo para todos.