El verano es una época para descansar, disfrutar de la playa y del buen tiempo. Sin embargo, también puede convertirse en una buena ocasión para poner en marcha tu TFG. Dispones de dos meses antes de empezar el nuevo curso, por lo que tienes tiempo suficiente para encaminar tu proyecto e ir dándole forma.

Pero ¿cómo debo empezar a hacer mi TFG en verano? ¿Qué es lo primero que debo hacer? Tranquilo, hoy te damos una serie de pautas que te vendrán genial a la hora de empezar a elaborar tu proyecto.

Es normal al principio estar un poco perdido y no saber como abordarlo, por lo que nosotros recomendamos que primero elijas el tema sobre el que vas a realizar la investigación. Lo mejor es elegir un tema que te guste y que te motive, pues vas a tener que hacer una investigación en profundidad y va a ser de gran ayuda que el tema seleccionado te motive. De esta forma te costará menos y lo harás de mejor humor.

Piensa también con quién quieres trabajar, y con esto me refiero a tutor de trabajo. Intenta que sea un profesor con el que tengas una buena sintonía o buen feeling en clase. Que sepas que puede ayudarte ante las dudas que te salgan a lo largo de la investigación y puedas contar con su apoyo.

Además, el verano se convierte en el momento ideal para recopilar toda la información que necesitas para escribir tu trabajo Pues dispones de mucho tiempo la realizar la búsqueda de documentación, consultar diversas fuentes y contrastarlas, hacer entrevistas, leer libros, etc.

Una vez que tengas reunido todo el material que vas a utilizar, te recomendamos que te organices y generes el esquema que va a confeccionar tu trabajo de fin de grado. Hazlo y muéstraselo a tu tutor para que te de visto bueno. De esta forma, ya podrás empezar con la redacción de tu trabajo.